12357828
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
14999
6964
66613
1239381
202032
265225
12357828

Su IP: 34.236.216.93
19-10-2019 20:39
Visitors Counter
ELCOMERCIO.ES
 
5 agosto 2013
 

El Sella también se baja en tren

 
Asomados a las ventanillas selleros de todo el mundo animaron a los piragüistas
 
04.08.13 - 01:45-

El tren del Sella volvió un año más a cumplir con las expectativas de todos sus pasajeros. «Es precioso, muy emocionante». Lo dicen Ángeles Alonso y Dionisio del Cid, una pareja catalana que no dudó en que, en sus vacaciones por Asturias, el Descenso era una parada obligatoria. «Llegamos el viernes a las once de la noche y hoy (por ayer) nos hemos levantado a las seis de la mañana solo para venir», contaban emocionados.

Hasta de Australia había selleros en el tren, como Clenn Barber, todo un veterano, pues la de ayer la séptima vez que disfrutó de la fiesta de las piraguas. Eso sí, hubo algo que echó de menos en el trayecto hasta Ribadesella: «¿Dónde está la fabada?», preguntaba. Otra cosa que se echaba en falta en el convoy eran las paradas que antaño realizaba para bajar a animar a los palistas.

Ese era el caso de Emilio Marco, de Girona, quien repetía ayer después de unos años sin venir. «Cuando mi sobrina era pequeña nunca quería subir a Arriondas y yo siempre le decía que cuando fuese joven ya me diría», relataba entre risas Lidu Ruisánchez, quien no se equivocaba.

Y el jueves recibía una llamada de sus sobrina para pedirle que la acompañará junto con sus amigas a la fiesta. Además, Lidu tampoco podía faltar este año ya que su marido lleva 20 años sin perderse esta cita y en esta edición competía en la K-2 veteranos. Y es que el tren de las piraguas -que en esta edición rindió tributo a las víctimas del accidente ferroviario de Santiago con crespones negros en los vagones y la bandera gallega en la locomotora- estaba muy familiar ayer.

Marco García, cuyo padre era de Ribadesella, no pierde oportunidad de compartir con su mujer e hijos las celebraciones del Descenso. Ayer, su mujer, Gaby Bernedz, venezolana, y sus hijos, Alejandro, Andrés y María Fernanda, bajaron el Sella en tren. La niña, de 6 años, miraba por la ventana, emocionada, a los palistas.

Pin It
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN