21 | 04 | 2019

ADIF INICIA LA PRUEBA DEFINITIVA PARA QUE EL AVE A LEÓN ALCANCE LOS 350 KILÓMETROS

diariodeleon.es

11 febrero 2019

INFRAESTRUCTURAS

Adif inicia la prueba definitiva para que el AVE a León alcance los 350 kilómetros

Esta semana comienzan las pruebas de verificación y viabilidad para aplicar la gestión del tren con ERTMS

 

 
Un tramo de la vía que conecta a León con la alta velocidad, cerca de la vega del Esla. MARCIANO PÉREZ -

Un tramo de la vía que conecta a León con la alta velocidad, cerca de la vega del Esla. MARCIANO PÉREZ -

 
 

L. URDIALES | LEÓN
10/02/2019

La línea del AVE a León tiene el establecimiento del sistema ERTMS a cuatro meses vista, si se cumple el último calendario que ha dispuesto Adif para la aplicación del nuevo mando y control de los trenes que llegan a la capital leonesa. La efeméride resulta determinante para acercar la conexión de alta velocidad a las máximas cotas de eficiencia con las que fue planteada: permitir que los trenes de viajeros alcancen los 350 kilómetros por hora en el itinerario y rebajar en diez minutos el tiempo de trayecto que ahora emplean entre León y Madrid. Todo será posible si concluyen con éxito las pruebas de viabilidad del emplazamiento, que se inician esta misma semana y tendrán la próxima primavera, en mayo, según la planificación del Administrador de Estructuras Ferroviarias, las conclusiones definitivas.

Las máquinas que circulan al sur de la capital leonesa deben de aplicar, al menos, treinta mil kilómetros de recorrido dedicados a analizar las condiciones y respuesta del proceso de información y respuesta que se transmite por radio; los modelos 112 que arrastran los convoyes de alta velocidad, serán protagonistas principales en el proceso de este plan de testaje. La verificación se establece en dos tramos; entre León y Villada y desde esta localidad castellana hasta la estación de Valladolid.

El despliegue final del ERTMS entre León y Valladolid será similar al que se perfila en la conexión ferroviaria entre Albacete -Los Llanos y Alicante.

El análisis de los equipos de tierra de esta aplicación de frenado y control de los trenes de la alta velocidad entre León y Valladolid ya se había completado con éxito a finales del pasado verano; ese fue el preámbulo de ámbito técnico en la instalación definitiva del método que ampara la seguridad de los más de 160 kilómetros del corredor norte de la alta velocidad que aún se sustenta por el Asfa.

Hace más de tres año que el AVE llegó a la capital leonesa; y, desde entonces, circula a una velocidad máxima de doscientos kilómetros en todo el tramo viario que separa León de Valladolid, que es techo de velocidad que permite ese control, el del Anuncio de Señalización y Frenado Automático. La alternativa, el ERTMS, ha ganado méritos como la principal aspiración de mejora en la conexión de tren de altas prestaciones que dispone León; cuando llegó el AVE a la vera del Bernesga, en el otoño de 2015, los responsables de Fomento anunciaron que a lo largo de la primera mitad del año 2016 se iba a desplegar el nuevo sistema de control que permitiría lanzar los convoyes a 350 kilómetros por hora; la ejecución de la propuesta se prorrogó durante dos años, más, hasta que Fomento fijó en el inicio de 2018 el momento de hacer realidad el acontecimiento, necesario para quitarle diez minutos de tiempo al trayecto León-Madrid; el último inconveniente con el despliegue de la aplicación estuvo directamente relacionado con la escasez de maquinistas para realizar las pruebas de viabilidad.

La hoja de ruta ahora acerca al final de la espera; ya están fijadas las tareas de auscultación dinámica de la catenaria y dinámica y geométrica de la vía que llega a León.