19762916
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
1517
12384
60046
8671636
198951
493933
19762916

Su IP: 100.25.42.117
16-04-2021 02:39
Visitors Counter

lunes, 8 de marzo de 2021

LAS PRIMERAS FERROVIARIAS DE LA VÍA MÉTRICA VASCA

 

 

 

Una de las primeras guardabarreras de la vía métrica vasca ejerce su labor en un paso a nivel en las proximidades de Durango. Archivo Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril

 

Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es buena ocasión para recordar a las primeras mujeres trabajadoras de la más antigua empresa ferroviaria de las que, en la actualidad, componen la red gestionada por Euskal Trenbide Sarea, operada por Euskotren. Nos referimos a la Compañía del Ferrocarril Central de Vizcaya, que inauguró su línea de Bilbao a Durango, la primera de ancho métrico y servicio comercial de toda la cornisa cantábrica, el 30 de mayo de 1882.

 

Ficha de la guardesa Tomasa Azcueta. Archivo Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril
 

 

La plantilla inicial del Ferrocarril Central de Vizcaya estaba compuesta por un total de 72 personas, aunque a lo largo de los primeros meses de explotación, y a medida que la propia experiencia marcaba las verdaderas necesidades del servicio, ésta cifra se situó un año más tarde en un total de 162 ferroviarios y ferroviarias. Y no piense el lector que esta fórmula de "ferroviarios y ferroviarias" es el fruto de una rutinaria utilización de un lenguaje no sexista sino que, aunque pueda resultar llamativo, en aquel momento un 16% de la plantilla estaba compuesta por mujeres.

 

Hoja de matrícula de la telegrafista Juana Somoza. Archivo Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril

 

 

En el verano de 1883 trabajaban para el Ferrocarril Central de Vizcaya un total de 26 ferroviarias. Como era habitual en aquella época, la práctica totalidad desempeñaba labores de guardabarreras y eran hijas o esposas de empleados del servicio de vía y obras. Por su trabajo percibían un sueldo anual de 180 pesetas, lo que suponía, aproximadamente, la quinta parte del que percibía el más modesto peón de la empresa. Sin embargo, desde fecha tan temprana como el 1 de enero de 1883 existía una notable excepción, Juana Somoza, hija del jefe de estación de Lemoa, que gracias a la formación que adquirió observando cómo desempeñaba su padre el trabajo, pudo ingresar con la categoría de Telegrafista, un trabajo notablemente más especializado y mejor remunerado, con un sueldo que duplicaba el de sus compañeras, 360 pesetas anuales, y que, además, pronto se incrementó hasta 750 pesetas. En todo caso, este salario seguía siendo ligeramente inferior al de cualquiera de sus compañeros varones, aunque desempeñaran trabajos menos cualificados.

 


Ficha de Rafaela Ibarreche. Archivo Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril
 

 

En la actualidad, más de 400 mujeres trabajan en Euskal Trenbide Sarea y en Euskotren, en plena igualdad de condiciones que sus compañeros varones, pero no debemos olvidar que hace 140 años estas 26 valientes trabajadoras fueron verdaderas pioneras en el ferrocarril vasco y que, paradógicamente, guardando barreras, contribuyeron a romperlas. Sirva como testimonio y homenaje a su esfuerzo la relación de sus nombres:

 

- Francisca Aguirre

- Tomasa Azcueta

- Antonia Basterrechea

- Magdalena Bilbao

- Josefa Calderón

- Gregoria Echevarría

- María Echevarría

- Antonia Gorroño

- Carmen Hernando

- Elena Hobson

- Rafaela Ibarreche

- Josefa Iguren

- María Cruz Lansanda

- Casilda Lejamburu

- María Madariaga

- Ramona Mardaras

- Ildefonsa Mena       

- Josefa Sarasola

- Carmen Sarasua

- María Sobrón

- Juana Somoza

- Genara de la Torre

- Josefa Undagoitia

- Francisca Uribarri

- Paula Yurrebaso

- Josefa Zugazu


 

 
Pin It
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN