12044915
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
4940
8040
30768
989323
154344
263210
12044915

Su IP: 18.206.16.123
18-09-2019 13:54
Visitors Counter

domingo, 1 de septiembre de 2019

PRIMER CENTENARIO DEL FERROCARRIL DE PONFERRADA A VILLABLINO (IIII)

 

Plano de la patente de los vagones tolva con descarga automática patentados por Mariano de Corral. Archivo Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril
 
Las tolvas de Mariano de Corral
 
Los promotores del ferrocarril de Ponferrada a Villablino encomendaron la construcción de todos los vagones precisos para el transporte de mercancías al constructor bilbaíno Mariano de Corral, directo antecesor de la actual Amurrio Ferrocarril y Equipos, firma especializada en la producción de aparatos de vía. Entre los vehículos suministrados destacaban las tolvas para el transporte de carbón, principal objetivo de la nueva vía férrea, que contaban con un sistema de descarga automática patentado por el propio fabricante con el  número 39.890 el 10 de enero de 1907.
 
El sistema consistía en dos compuertas colocadas en el bastidor del vagón que podían abrirse al ser accionadas por un disparador situado en la instalación de descarga, facilitando el vaciado del vagón y su posterior cierre automático. De este modo, un tren completo podía descargarse en cuestión de minutos y sin necesidad de personal, algo muy conveniente en un ferrocarril minero.
Fotografía de fábrica de los vagones tolva construidos por Mariano de Corral para el ferrocarril de Ponferrada a Villablino. Archivo Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril
 
Tras obtener su patente, Mariano de Corral recibió el primer pedido de vagones tolva con el nuevo sistema de descarga y cierre automático; diez unidades con destino al ferrocarril de las Minas de Aznalcóllar al Guadalquivir, que fueron entregados en 1908. Sin embargo, y a pesar del buen funcionamiento de los vagones suministrados a la empresa andaluza, la difusión del nuevo modelo fue en sus primeros años muy limitada, ya que la mayoría de las empresas ferroviarias fueron reacias a sustituir los vagones destinados al transporte de minerales, muchos de ellos de reciente construcción, por el nuevo diseño. Finalmente, en 1918 se materializó el primer pedido de importancia: 60 unidades para el ferrocarril de Ponferrada a Villablino. Posteriormente, y debido a su buen resultado, la serie se amplió con otras ochenta unidades de un nuevo modelo que presentaba algunas modificaciones respecto al anterior, entre las que destacaba el incremento de su capacidad, al admitir una carga máxima de 15 toneladas, frente a las 10 de las anteriores. Este diseño también fue patentado mediante un nuevo privilegio de invención, el 69.495, con el que Mariano de Corral obtuvo una medalla de plata en la Exposición Nacional de Ingeniería celebrada en Madrid en el año 1919.
 
Los vagones tolva construidos por Mariano de Corral ofrecieron en el ferrocarril de Ponferrada a Villablino un magnífico resultado. De hecho, el único inconveniente que presentaron en su explotación era el de su descarga, pero no por fallos del sistema sino por las propias características del mineral transportado, ya que el carbón de las cuencas berzianas presentaba una clara tendencia al apelmazamiento, por lo que los operarios debían golpear las paredes de los vagones para ayudar a su vaciado, hecho que, por otra parte, demostraba la sólida construcción de estos vehículos.
Tolva construida por CAF en 1939 para el ferrocarril de Ponferrada a Villablino, dotada del sistema de descarga automática de Mariano de Corral. Archivo Euskotren/Museo Vasco del Ferrocarril
 
Gracias a su buen resultado, la Sociedad Minero Siderúrgica de Ponferrada contrató más vagones tolva sistema “Corral”, construidos tanto en la factoría bilbaína, como, bajo la correspondiente licencia, por los astilleros Euskalduna de Bilbao y la CAF de Beasain.
 
Pin It
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN