11292575
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
3207
8884
71268
206155
130984
199789
11292575

Su IP: 52.204.98.217
16-06-2019 11:02
Visitors Counter

lunes, 20 de mayo de 2019

MADRID-CIUDAD REAL; UN FERROCARRIL, CINCO INAUGURACIONES (III)

 

 

ALEJANDRO MON MENÉNDEZ
 
Entre los muchos personajes vinculados de uno u otro modo a la historia del ferrocarril en Ciudad Real, cabe destacar la figura del primer presidente del Consejo de Administración de la Compañía de los Caminos de Hierro de Ciudad Real a Badajoz: el conocido político del periodo isabelino, Alejandro Mon Menéndez.
 
Natural de Oviedo, en su ciudad natal estudió Leyes y Cánones, obteniendo la licenciatura en 1822. Antes de concluir sus estudios, ya era notorio su compromiso con la causa liberal: en 1820 participó en la proclamación de la Constitución de 1812 y, tres años más tarde, combatió en la defensa de la capital asturiana frente a las tropas absolutistas.
 
En 1828 Alejandro Mon se trasladó a Madrid, donde emprendió una destacada carrera política de la mano de Martínez de la Rosa y del conde de Toreno. En 1833 ocupó la secretaría de la Superintendencia de la Policía de Madrid; en 1834 fue nombrado secretario de la Superintendencia General de la Policía del reino y, meses después, intendente de Granada. En 1836, era ya Diputado en el Congreso y en 1837 fue nombrado Ministro de Hacienda, cargo que ostentó durante un año.
 
Alejandro Mon volvió a dirigir el Ministerio de Hacienda en diversos periodos, el más destacado, entre 1844 y 1846 bajo la presidencia de Narváez, para volver en 1847 con Istúriz. También en 1849 y 1857 ostentó este cargo durante cortos periodos. Su paso por este ministerio está considerado como el más fructífero del siglo XIX, al simplificar y actualizar el sistema tributario.
 
La actividad política de Alejandro Mon fue particularmente intensa en el parlamento, donde llegó a ser Presidente del Congreso. Asimismo, ocupó otros cargos de relevancia, incluido los de embajador de España en Viena, Roma o París, para alcanzar la cima de su carrera el 1 de marzo de 1864, cuando la Reina Isabel II lo nombró Presidente del Consejo de Ministros.
 
Junto a su intensa actividad política, Alejandro Mon también desarrolló una notable carrera empresarial. En 1856 fue nombrado presidente de la Sociedad Española Mercantil y de la Compañía de Ferrocarriles MZA, ambas vinculadas a los Rotschild; en 1858 se hizo accionista de la Sociedad Metalúrgica de Langreo y pocos años más tarde presidiría la Compañía de los Caminos de Hierro de Ciudad Real a Badajoz. Asimismo, participó activamente en la vida cultural del país, siendo elegido académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1838. En 1857 participó en la fundación de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.
 
Alejandro Mon fue objeto de numerosos reconocimientos públicos, entre los que destaca la concesión del Toisón de Oro en 1875. En 1878 fue nombrado Senador vitalicio, cargo que ostentaba cuando falleció en su Oviedo natal en 1882.
 
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN