15336949
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
9155
14090
81121
4137385
191066
391967
15336949

Su IP: 3.235.22.210
10-07-2020 16:45
Visitors Counter

A principios del siglo XX, dos trenes llegaron a ser muy conocidos, aunque por historias completamente diferentes.

20th Century Limited, en su versión anterior a 1920

El primero fue el 20th Century Limited que la New York Central Railroad puso en servicio en 1902 entre Nueva York y Chicago. El tren se hizo en tan poco tiempo tan célebre como para convertirse en una especie de institución nacional. El 20th Century Limited viajaba a lo largo de la Water Level Route, y competía directamente con el Broadway Limited gestionado por la compañía de la competencia Pennsylvania Railroad. Recorría los 1500 kilómetros de distancia que hay entre las dos ciudades en tan sólo 15 horas y media a una velocidad media de casi 100 kilómetros por hora. Pero además de por su alta velocidad, este tren era muy conocido también por el lujo que lo distinguía: los viajeros subían y bajaban en las estaciones caminando sobre una alfombra roja expresamente realizada para este tren.

El viaje inaugural se realizó el 17 de Junio de 1902 y en aquella ocasión el tren llegó a la Union Station de Chicago en sólo 15 horas y media con tres minutos de adelanto sobre el horario previsto. Fue un éxito clamoroso para la época, ya que entonces este viaje requería cerca de 20 horas. Una mejora de más de cuatro horas era, sin duda, un acontecimiento extraordinario, pero, paradójicamente, dio la sensación de que la facilidad con la que fue obtenida hubiera desilusionado a los cronistas de la época que se habrían imaginado a saber cuántos esfuerzos y dificultades para conseguirla.Otro tren todavía hoy célebre en Estados Unidos es el Cannon Ball Express. Pero su historia es muy diferente y ha entrado a formar parte del folclore y de la música americana.

Cannon Ball Express

Casey Jones

 

Es la historia del maquinista Casey Jones y del accidente en el que murió la noche del 29 al 30 de Abril de 1900, mientras iba a los mandos del Cannon Ball Express de la Illinois Central Railroad en servicio desde Memphis a Canton. Los acontecimientos de aquella noche fueron transformándose en leyenda con el paso de los años y se citaron en muchas canciones tradicionales americanas.

Casey Jones se llamaba en realidad John Luther Jones y a la edad de 17 años se trasladó a la ciudad de Cayce donde trabajó como telegrafista: le pusieron el sobrenombre de “Casey” porque procedía de esa ciudad. En 1888 fue contratado por la Illinois Central Railroad como fogonero aunque dos años más tarde ya había conseguido la categoría de maquinista. En muy poco tiempo era muy conocido entre el personal de la empresa porque siempre presumía de cumplir el horario de los trenes que conducía y por su forma tan particular de utilizar el silbato de la locomotora, modulando primero despacio y después cada vez con más intensidad.

Locomotora 638 con Casey Jones a los mandos.

Fotografía de J. E. France, Water Valley Casey Jones Railroad Museum.

La tarde del 29 de Abril, Casey Jones fue llamado para sustituir a un compañero enfermo en la conducción del “Expreso número 1″ de Memphis a Canton que salía a las 23.25 horas. El convoy estaba formado por la locomotora 382 y por seis vagones. El fogonero era Sim Webb y el jefe de tren se llamaba J.C. Turner. Por culpa de diferentes problemas en la linea, el tren salió casi una hora y media después del horario previsto, 50 minutos después de medianoche. Casey Jones estaba decidido a recuperar todo lo posible ese retraso y puso el tren a la máxima velocidad por una linea difícil y con muchas curvas y donde ya se habían producido otros accidentes.

Mientras la locomotora avanzaba hacia el sur, las circunstancias preparaban la tragedia que se iba a consumar en poco tiempo. En la estación de Vaughan dos trenes de mercancías, el número 72 y el número 83, maniobraban para ser colocados en las vías de servicio, pero la longitud de ambos era mayor que la de la vía de entrada, por lo que algunos vagones de cola ocupaban todavía la vía principal. Cuando los dos mercancías se dispusieron a emprender la marcha para seguir nuevamente hacia el sur y liberar así la vía de circulación, una avería en los frenos bloqueó el mercancías número 72 con los vagones de cola todavía en la vía principal al norte de la estación.

Casey Jones a los mandos de su locomotora

El expreso que conducía Casey salió a toda velocidad de una curva y sólo entonces él vio que la vía estaba ocupada. Enseguida se dio cuenta que no podría parar el convoy a tiempo y evitar el choque, pero hizo “de todo” para frenar la marcha a tiempo, permaneciendo en la cabina después de haber arrojado de la cabina al fogonero Sim Webb, que pudo así salvar su vida. El choque fue violentísimo y destruyó por completo varios vagones del mercancías, pero el sacrificio de Casey Jones, que no se arrojó de la máquina para salvarse, evitó otras muchas víctimas. Aquí se puede ver un croquis de cómo estaban dispuestos los trenes antes de colisionar.

Y aunque la investigación le atribuyó a él la responsabilidad, por no haberse fijado en una bandera amarilla de aviso que estaba situada en la vía, gracias a su sacrificio fue considerado enseguida por todos como un héroe. La historia se habría olvidado con el paso de los años si un ferroviario compañero de Casey, un obrero de raza negra que trabajaba en las oficinas de Canton, no hubiera escrito una primera balada en su recuerdo. Una canción tan hermosa y emocionante que inspiró al cabo de los años a muchos artistas.

Otro aspecto poco conocido de la historia es el relativo al nombre del tren. En realidad, aquella noche no circulaba ningún “Canon Ball Express”, sino el Expreso número 1. En los documentos de la compañía y en los horarios de la época no hay ningún dato de un tren con este nombre, y ni siquiera las informaciones escritas en los días y semanas que siguieron al accidente hacen referencia a este nombre en modo alguno. Sólo en 1903 un periódico recordando la historia, la tituló “El Illinois Central Cannon Ball descarrila cerca de la ciudad”. Entonces… ¿de dónde procedía este nombre?

Resultó ser que durante aquellos años la gente común llamaba genéricamente a todos los trenes expreso Cannon Ball, “expresos balas de cañón”, por su velocidad, que para la época era realmente notable. Parece razonable creer que años después al recuperar la historia, cada vez más mitificada, Cannon Ball Express, se habría convertido en el nombre atribuido como verdadero al trágico tren.

Sólo muchos años después, el expreso número 1 de la ICRR con salida a las 23.15 horas tuvo un nombre oficial, pero era The City of New Orleans.

Más información en:

Water Walley Casey Jones
Casey Jones en Wikipedia.org
The True Story of Casey Jones

Pin It
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN