15778295
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
5740
12728
85537
4623053
95539
536873
15778295

Su IP: 3.235.45.196
08-08-2020 12:25
Visitors Counter

historiastren.blogspot.com.es

14 noviembre 2018

 

LA LÍNEA 3 DE METRO DE BILBAO: MÁS DE 135 AÑOS DE HISTORIA (XIII)

 

 

 


Coche fúnebre de primera clase del ferrocarril de Bilbao a Lezama. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril
 
VENDEJERAS, ATAUDES Y LOTERIAS
 
Los trenes de vía métrica eran utilizados a diario por toda clase de personas que se dirigían desde los pueblos del entorno a Bilbao para trabajar, estudiar o realizar cualquier gestión, pero durante muchos años, entre los principales protagonistas de la vida ferroviaria de Bizkaia se encontraban las vendejeras, baserritarras que desde Lezama, Mungia, Derio o Sondika bajaban a diario a la capital para vender los productos frescos de sus huertas. Para poder transportar adecuadamente sus frutos, las compañías ferroviarias dotaban a los trenes de un furgón especialmente destinado a este cometido.
Interior del coche fúnebre de 1ª clase del ferrocarril de Lezama. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril. Fondo, Familia Reigadas
 
El ferrocarril de Lezama ofreció uno de los servicios más singulares de Europa. Ante la escasez de viajeros en los pueblos que recorrían sus vías, decidió ofrecer al Ayuntamiento de Bilbao los terrenos sobre los que en la actualidad se erige el Cementerio de Derio. La empresa no transportaba únicamente a los deudos, sino que estableció un completo servicio de trenes fúnebres con coches, al igual que para los vivos, de primera, segunda y tercera clase. Además, en la estación de Bilbao-Calzadas construyó una elegante capilla que realizaba las funciones de un tanatorio.
Coche fúnebre de segunda clase del ferrocarril de Bilbao a Lezama. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril
 
Pero no todo iba a ser triste y lúgubre en el tren del Txorierri. Al contrario, el 22 de diciembre de 1933 los trabajadores del ferrocarril de Lezama se vieron agraciados con el premio Gordo de la lotería de Navidad. Pese a la lluvia de pesetas que inundó sus bolsillos, ninguno de ellos abandonó el trabajo y el servicio se pudo prestar con normalidad… ¡y mucha alegría! Un dato para los curiosos, el número agraciado fue el 7.139.
 
 

 

 

Pin It
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN