18 | 04 | 2019

LA LÍNEA 3 DE METRO DE BILBAO: MÁS DE 135 AÑOS DE HISTORIA (IIII)

 

historiastren.blogspot.com.es

31 octubre 2018

 

LA LÍNEA 3 DE METRO DE BILBAO: MÁS DE 135 AÑOS DE HISTORIA (IIII)

 

Estación de Bilbao-San Agustín, primitivo punto de origen del ferrocarril a Las Arenas. Dibujo de José Vicente Coves Navarro
 
DE BILBAO A PLENTZIA
 
Tras el éxito del Central de Vizcaya, surgieron numerosas iniciativas para la construcción de nuevos ferrocarriles en el Señorío. El primero en ver la luz fue el tren de Bilbao a Las Arenas, impulsado por un grupo de empresarios interesados en la promoción inmobiliaria de esta última localidad,capitaneados por Ezequiel Aguirre. Las obras, también dirigidas por el ingeniero Adolfo Ibarreta, concluyeron el 30 de junio de 1887. De este modo entraba en servicio la segunda línea de vía métrica de Bizkaia, cuyo punto de origen en Bilbao se encontraba en los terrenos del antiguo convento de San Agustín, en la trasera del actual Ayuntamiento de la Villa. Desde este punto, la vía penetraba en un pequeño túnel que desembocaba en  Matiko. Por primera vez el tren pasaba por este barrio, pero ni siquiera se detenía, ya que no se construyó estación alguna.
Vista del tren de Las Arenas a su paso junto a la Universidad de Deusto. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril

 
Tras la inauguración del tren de Bilbao a Las Arenas se estudió su prolongación a Algorta y Plentzia. En 1888 el empresario José María Aramberría y Olaveaga obtuvo del Gobierno la concesión para la construcción de esta línea que, como prolongación del anterior, también se establecería en ancho métrico.
Línea de Las Arenas a Plentzia, a su paso por Neguri. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril
 
El nuevo ferrocarril se inauguró en dos etapas, la primera, entre Las Arenas y Algorta, el 15 de mayo de 1893, y la prolongación hasta Plentzia, el 4 de septiembre del mismo año. Como el tren procedente de Bilbao había establecidola estación de Las Arenasorientada hacia Portugalete, al construirse la vía a Plentzia quedó configurada como estación de término. Es decir, todos los trenes que cubrían el trayecto de Bilbao a Plentzia debían maniobrar en esta estación para invertir la marcha. Esta pintoresca situación se mantuvo hasta 1957.
Tren a su paso por la estación de Algorta. Dibujo de José Vicente Coves Navarro