11082413
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
6721
12203
46070
1867
120611
349
11082413

Su IP: 52.23.234.7
23-05-2019 13:56
Visitors Counter

elmundo.es

4 abril 2019

TRANSPORTE

Los uniformes de los trabajadores del Metro de Madrid vuelven al color azul

Jueves, 4 abril 2019 - 00:27

La compañía pública de transporte invertirá 3,4 millones de euros en los nuevos trajes, que serán fabricados por El Corte Inglés.

 
Nuevo uniforme de los trabajadores del Metro de Madrid. E. M.

Los maquinistas del Metro de Madrid y el personal de las estaciones -la categoría laboral que ha sustituido a los clásicos taquilleros tras la generalización de las máquinas expendedoras para la comprar los billetes- dejarán de utilizar sus chaquetas granate en el último trimestre de este año. Coincidiendo con el primer centenario de la inauguración del suburbano, empezarán a utilizar nuevas prendas del color azul de su logotipo.

La compañía pública de transportes ha decidido renovar los uniformes de los alrededor de 5.000 trabajadores que lo llevan, entre los que también se encuentran los empleados del servicio de mantenimiento. El contrato ha sido adjudicado a El Corte Inglés por un importe de 3,4 millones de euros y una duración de dos años en el caso de uno de los lotes y de 52 meses en el otro.

 
 
 
 

El cambio en el vestuario de los trabajadores de la plantilla se hará dos décadas después de la última gran renovación, que tuvo lugar en los años 90. Aparte de modificaciones en el diseño, las prendas incorporarán «cualidades técnicas específicas y necesarias», como pantalones térmicos, corbatas antiatrapamiento, guantes táctiles y anorak de abrigo.

«El nuevo uniforme es una apuesta de Metro por adaptarse a los nuevos tiempos y modernizar su imagen, buscando la comodidad y funcionalidad», explica un portavoz del suburbano. «El objetivo es que se adapte a las necesidades del personal, además de que sea representativo y se identifique rápidamente para facilitar la interacción del usuario, que debe reconocer de forma sencilla a los trabajadores de la compañía», añade.

Evolución del vestuario

El 'look' de los empleados de la centenaria compañía ha pasado por varias fases a lo largo de su historia. Cuando el Rey Alfonso XIII inauguró la primera línea, entre Sol y Cuatro Caminos, las mujeres llevaban un vestido tipo gabardina que apenas cambió durante décadas a excepción del tipo de botones, el largo y el progresivo aumento del tamaño del logo insertado en él.

El uniforme masculino tenía un corte militar adornado con los galones que indicaban la categoría profesional y acompañado de una gorra teresiana. «La dirección de la compañía consideraba que era un elemento de identificación del personal que prestaba servicio, además de constituir un símbolo de autoridad», explican en el suburbano.

A partir de los años 70, el vestuario femenino evolucionó a un conjunto de falda con blusa y chaqueta y el de los hombres a un traje tipo sastre. Además, se suprimió la autorización previa que hasta entonces era necesaria para quedar eximidos del uso de la gorra al llegar los meses de calor.

En la década de los 80, la gabardina empezó a formar parte del uniforme de las mujeres como prenda de abrigo. Sin embargo, la mayor novedad para ellas en aquella época fue la incorporación del pantalón a su atuendo laboral en paralelo a los aires de modernidad que se empezaban a colar por la ventana de la democracia española.

«En los años 90 es cuando la uniformidad sufre una mayor transformación, tanto en el estilo como en el color. Del azul protagonista hasta entonces, se pasa a un tono granate y se van introduciendo nuevas prendas para adaptarse a las necesidades del personal, como el vestuario pre-mamá o las prendas térmicas», explican en el Metro. Además se eliminó el uso de la gorra.

Estos últimos diseños, con algunas mejoras, son los que han permanecido hasta la actualidad. Lo que no cambiará con los nuevos modelos es la posibilidad de que las mujeres puedan optar por llevar falda o pantalón.

De ocho a 302 estaciones

El estreno de los uniformes coincide con los actos que se están programando para conmemorar el primer siglo de vida del Metro. En estos 100 años ha pasado de ocho a 302 estaciones, de cuatro a 294 kilómetros de vías, lo que lo ha posicionado como la quinta red del mundo en número de paradas y en la octava en extensión.

Según los datos de la compañía que dirige Borja Carabante, cada día laborable los trenes del suburbano recorren una distancia similar a dar dos vueltas y media al mundo. El año pasado 657,2 millones de viajeros optaron por este medio de transporte para sus desplazamientos urbanos, un 4,9% más que en 2017 y las líneas 1, 6 y 10 fueron las más utilizadas.

 

Free counters!

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN