21 | 04 | 2019

LAS JAPONESAS DE RENFE EN LEÓN ENCUENTRAN FAENA CON LOW COST RAIL

diariodeleon.es

11 febrero 2019

PATRIMONIO FERROVIARIO

Las japonesas de Renfe en León encuentran faena con Low Cost Rail

El operador logístico privado adquiere parte de las locomotoras 269 subastadas en otoño.

 

 
Uno de los modelos subastados de la 269, locomotora reparada en los talleres de León y adquirida por Low Cost Rail. DL -

Uno de los modelos subastados de la 269, locomotora reparada en los talleres de León y adquirida por Low Cost Rail. DL -

 

l. urdiales | león
11/02/2019

Las legendarias japonesas asignadas al emplazamiento de León ya tienen destino, nuevo servicio y función. Hay vida más allá de Renfe para estas máquinas del modelo 269, que arrastraron durante las tres últimas décadas la historia mercante que corrió por las vías que cruzan la provincia; de norte a sur, de este a oeste. La empresa Low Cost Rail se ha adjudicado parte de esta maquinaria, subastada por la sociedad pública, en un plan ideado para sanear cuentas y reducir deuda. El nuevo propietario de ese material, que es historia viviente en el relato ferroviario de la provincia leonesa, tiene planes de actividad para las locomotoras, algunas también restauradas en los talleres de reparación ubicadas en la capital leonesa. Parte de los lotes se destinará a circular; otra, como fuente de recambios para mantenimiento del parque móvil. Doce unidades seguirán activas, según las previsiones del propietario. Las distintas variantes de la 269, del fabricante japonés Mitsubishi (de ahí el alias con el que se les distingue en el argot del sector) ya ha dejado atrás el distintivo de sus antiguos dueños y asumen el nuevo valor cromático con el que vuelven a cabalgar sobre los raíles, al frente de convoyes mercantes, que cumplen con los itinerarios de LCR, que se asienta como una de las empresas emergentes en el panorama de los operadores logísticos y el transporte de mercancías por ferrocarril.

Desde que se aplicó el proceso de venta de material excedentario, en el otoño pasado, Renfe Mercancías ha adjudicado más de una treintena de locomotoras, la mayor parte de ellas en ancho ibérico, y más de doscientos vagones, por un importe cercano a los cuatro millones de euros..

La 269 que protagoniza la subasta de Renfe por lo que afecta a su patrimonio mecánico en León es un exponente para el servicio prestado por la red de ferrocarriles española; se puede incluir y analizar como la serie más importante y extensa de locomotoras eléctricas que ha empleado Renfe hasta la actualidad; según datos oficiales de la propia compañía, se manejaron hasta un total de 265 unidades fabricadas entre los años 1973 y 1985. Estas locomotoras se han destinado como tiro y tracción de todos los trenes que ha puesto a circular la compañía ferroviaria; los modelos estrella, los diurnos, los Talgo de máximas prestaciones, la división de mercancías en su más diversas versiones y también los convoyes de cercanía.

El modelo 269 de alimentación eléctrica se desarrolló a través de cuatro subdivisiones o modelos, hasta alcanzar el final de la saga; la última de todas ellas ajustada a la patente del fabricante japonés Mitsubishi 269.604-5, ha recibido apodos en el argot ferroviario como Gato Montés; además, conocida como La Gata tiene incluso la caja modificada con un cabecero aerodinámico, según define la documentación oficial de la compañía a cerca de este modelo; algunas de esas máquinas que salen a la venta por la subasta convocada por Renfe están preservadas bajo la protección y tutela de alguna asociación de amigos del ferrocarril; además de recibir la calificación de vehículo histórico ferroviario.