21 | 04 | 2019

UNA MAQUINISTA FALLECIDA Y UN CENTENAR DE HERIDOS EN UN ACCIDENTE DE DOS TRENES DE CERCANÍAS ENTRE MANRESA Y SANT VICENÇ DE CASTELLET

elpais.com

11 febrero 2019

ACCIDENTE FERROVIARIO

Una maquinista fallecida y un centenar de heridos en un accidente de dos trenes de Cercanías entre Manresa y Sant Vicenç de Castellet

 

La línea afectada es la R4, la misma en la que falleció una persona y hubo 49 heridos el pasado 20 de noviembre

 
Aspecto de dos vagones de tren tras el choque. cedida por @lusberth a ACN / epv

Una persona ha fallecido este viernes por la tarde y otras 105 han resultado heridas de diversa consideración en un choque frontal entre dos trenes de la red de Cercanías entre Manresa y Sant Vicenç de Castellet (Barcelona). La Generalitat ha confirmado que la víctima mortal, de 26 años, es la maquinista de uno de los convoyes. Seis personas han quedado heridas de gravedad y 15 más han sufrido heridas con carácter menos grave. Otras 37 personas han resultado heridas leves y 47 fueron atendidas in situ por los servicios de emergencia, aunque pudieron irse por su propio pie. En los dos trenes viajaban alrededor de 400 personas. El accidente ocurrió en la misma línea en la que en noviembre se registró otro accidente mortal.

Una maquinista fallecida y un centenar de heridos en un accidente de dos trenes de Cercanías entre Manresa y Sant Vicenç de Castellet

 

Una veintena de ambulancias medicalizadas del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), 19 dotaciones de los Bomberos y 28 de los Mossos d'Esquadra se trasladaron al lugar del accidente. Según Protección Civil, el primer aviso lo dio un pasajero que llamó al 112 a las 18.20.

El accidente se produjo por un choque frontal entre un tren de media distancia de la línea R12 —que prestaba servicio entre L'Hospitalet de Llobregat y Lleida—y uno de cercanías de la línea R4 —que circulaba entre Terrassa y Manresa—. El siniestro tuvo lugar a la altura del término municipal de Castellgalí, en el punto kilométrico 308 de la red ferroviaria, a 50 kilómetros al noroeste de Barcelona. Los Bomberos confirmaron que tuvieron que liberar a una persona que permanecía aprisionada en el vagón.

La colisión se produjo en un tramo de doble vía. Es por ese motivo que, en un primer momento, el consejero de Territorio de la Generalitat, Damià Calvet, sugirió a la cadena SER que una posible causa del siniestro podría haber sido “un problema de señalización”. Ya en el lugar de los hechos, el consejero explicó que “el convoy que venía de Lleida se ha situado a contravía, en sentido contrario al que tendría que ser de normal desplazamiento. Bajaba a Barcelona por la vía que utilizan normalmente los trenes que vienen de Barcelona hacia Manresa y se ha topado con un convoy que subía de Barcelona hacia Manresa”. Según Calvet, el tren procedente de Lleida circulaba a contravía por las peculiaridades de la infraestructura, aunque aseguró que el Govern pedirá explicaciones a Renfe sobre el caso. “Es difícil de entender que haya dos trenes en la misma vía en sentido contrario”, criticó el consejero.

Fuentes cercanas a la investigación apuntaron que la circulación a contravía del tren procedente de Lleida no era tan habitual, aunque indicaron que corresponde a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios determinar por qué ese convoy viajaba a contravía en ese momento.

Por su parte, el presidente de Renfe, Isaías Táboas, evitó abundar en las posibles causas del siniestro. “Las causas las determinará la investigación judicial”, zanjó. Fuentes de Adif, organismo responsable de la infraestructura ferroviaria, explicaron que las causas del accidente estaban siendo objeto de investigación.

La consejera de Salud, Alba Vergés y el consejero de interior, Miquel Buch, se trasladaron al lugar del siniestro junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra. También la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, se desplazó a la zona.

Víctimas evacuadas

Pasadas las 21.30, todos los pasajeros, heridos e ilesos, habían sido ya evacuados del lugar del accidente. Un convoy asistido por equipos de emergencias médicas y bomberos fue el encargado de trasladar a algunos de los afectados a la estación de Manresa, donde estaba instalado el hospital de campaña del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que cuenta con unidad de cuidados intensivos (UCI). De ahí, los afectados eran derivados, si su estado lo requería, al hospital de referencia que, en este caso, era la Fundación Althaia, el centro de referencia de esa ciudad.

Unas 65 personas que resultaron ilesas también fueron trasladadas a Manresa en tres autocares a lo largo de la tarde. El centro de atención a los familiares, que en un principio se había establecido en el Ayuntamiento de Castellgalí, se ha trasladado también a la estación de tren de Manresa.

A causa del accidente, el servicio de Tráfico cortó la C-55 entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa en ambos sentidos y se desvió el tráfico hacia la C-16, donde se abrieron las barreras del peaje para facilitar la circulación.

La línea 4 de Rodalies también permanece interrumpida entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa. El presidente de Renfe, Isaías Táboas no concretó cuándo se restablecerá el servicio de esta línea pero aclaró que la compañía ofrecerá un servicio alternativo por carretera entre Manresa y Sant Vicenç de Castellet. La Generalitat, por su parte, reforzará la línea de ferrocarriles catalanes hasta Manresa.

Una historia de accidentes e incidentes

El pasado noviembre, el descarrilamiento de un tren de Cercanías en Vacarisses (Barcelona) dejó un muerto y 49 heridos. El accidente, en la misma línea que el incidente de ayer, la R4 de Rodalies Catalunya, afectó a un convoy que había salido el 20 de noviembre a las 5.52 de Manresa en dirección a Sant Vicenç de Calders. Llevaba 133 personas. Cuando circulaba entre las estaciones de Vacarisses y Vacarisses-Torreblanca, descarrilló y cuatro de los seis vagones se salieron de la vía. En ese mismo punto había habido problemas similares en 2009 y 2011, según denunciaron maquinistas.

La red de corta distancia de Renfe es uno de los puntos históricos de conflicto entre los ejecutivos de la Generalitat y del Estado. Los Gobiernos catalanes han denunciado un déficit de inversiones crónico en la infraestructura de Adif, donde son reiteradas las incidencias. Pese a los “incumplidos” compromisos de inversión, sigue habiendo incidencias. En el anteproyecto de Presupuestos de 2019 se han consignado 650 millones de euros para mejoras.