11831527
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
369
7738
82484
736280
204166
214928
11831527

Su IP: 35.175.200.4
25-08-2019 00:57
Visitors Counter

noticias de álava

24 diciembre 2013

EL TRANVÍA CUMPLE CINCO AÑOS

32 millones de viajeros después

DURANTE ESTE TIEMPO, EL METRO LIGERO SE HA CONVERTIDO EN UN ICONO DE GASTEIZ

La parada de Angulema, punto de partida de los dos ramales, es la más utilizada

CARLOS MTZ. ORDUNA - Lunes, 23 de Diciembre de 2013 - Actualizado a las 06:11h

GASTEIZ. Han pasado ya cinco años desde que la primera unidad del tranvía se adentró en las calles de Gasteiz. Aquel 23 de diciembre de 2008 fue un día histórico para la ciudad, expectante por la llegada de este nuevo vecino tras más de dos pesados años de obras y una inversión superior a los 100 millones de euros. Su puesta de largo, desde luego, no pudo acaparar más miradas y páginas en los medios de comunicación. Ernesto Caldevilla tuvo el honor de dirigir aquel convoy que, atestado de autoridades y periodistas, completó por primera vez el trayecto comprendido entre las cocheras de Landaberde y la calle Angulema, con una temperatura exterior de cuatro grados bajo cero. Habría que esperar siete meses y medio más, hasta el 10 de julio de 2009, para que entrase en funcionamiento el ramal de Abetxuko.

Una hora después de aquel viaje oficial, el tranvía se abrió a todos los gasteiztarras y fueron miles las personas que salieron a la calle sólo para contemplar su paso o para subirse a alguno de sus vagones sin un rumbo fijo, únicamente deseando experimentar esa sensación hasta entonces desconocida. Ahora hay pocos gasteiztarras que no la hayan vivido todavía. Más de 32 millones de personas se han subido ya al tranvía en este tiempo, durante el que el metro ligero ha recorrido más de 450.000 kilómetros por las calles de la ciudad, según las cifras recopiladas por Euskotren y a las que ha tenido acceso DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA.

Esto supone, echando mano de la calculadora, que alrededor de 17.500 personas se suben diariamente al tranvía. Un lustro después de aquella inauguración, el tranvía ha pasado ya a formar parte de la arquitectura urbana de Gasteiz, a convertirse en un icono, un medio de transporte utilizado a diario por miles de vecinos para ir a trabajar o estudiar, para desplazarse al centro a comprar o para ir a la periferia, y que deja muchas más luces que sombras. Su aceptación entre la ciudadanía es, desde luego, el principal aval del metro ligero. Los datos recopilados por Euskotren dictaminan también que la parada de Angulema, de donde parten los dos ramales del tranvía y donde éstosmueren también, es la más utilizada por los gasteiztarras, con cerca de 5,7 millones de viajeros que hasta ahora se han subido ahí al tranvía. La sigue de cerca la parada del Parlamento, con 5,13 millones de pasajeros, y a una distancia ya considerable Europa, con 3,2. Hasta el momento, lógicamente, las paradas menos utilizadas han sido las dos últimas del ramal de Abetxuko, que entraron en servicio el 7 de septiembre del pasado 2012. Llama la atención por ejemplo el escaso uso de la parada de Euskal Herria, con poco más de 500.000 viajeros, a pesar de integrar el lote de paradas puestas en marcha con el propio tranvía.

¿MÁS DE 20 PARADAS? La progresiva ampliación del trazado del tranvía, que ya cuenta con 20 paradas -seis en el ramal centro y en el de Ibaiondo y ocho más en el de Abetxuko- diseminadas en 7,8 kilómetros de recorrido, ha hecho necesario contar con un total de 11 unidades de vía métrica que en su día fueron adquiridas a la empresa CAF de Beasain.

Mirando al futuro, parece que habrá que esperar un tiempo considerable para asistir a una nueva ampliación del trazado, si ésta se da. El anterior Gobierno Vasco socialista terminó su mandato reconociendo que no había dinero para estirar los raíles, y el actual no ha puesto todavía un euro sobre la mesa para realizar estudios, mucho menos para ejecutar obras.

Lo único que ha dicho, eso sí, es que el Ayuntamiento de Gasteiz debe desistir de la extensión por el sur, tal y como se planteó en su día, acordar un trazado por el este y elaborar un calendario sobre su ejecución que se adapte a las posibilidades presupuestarias del Ejecutivo autonómico para algún día iniciar las obras. Cuándo, si alguna vez llega ese día, es ahora la incógnita.

l Las paradas más usadas. Ganan por goleada Angulema, con 5,68 millones de viajeros y un 17,57% del total de pasajeros que se suben al metro, y Parlamento, con 5,13 millones (15,87% del total). Las siguen Europa, con 3,2 (9,9%), Sancho el Sabio (2,3 millones y 7,21%) y Honduras (2,28 y 7,05%). De las primeras en entrar en funcionamiento, destaca por su poco uso Euskal Herria, con poco más de 500.000 viajeros y un 1,55%. l Cronología. La implantación del tranvía comenzó a ser una realidad en junio de 2006, cuando fue adjudicada la construcción de los ramales centro e Ibaiondo. El metro ligero entró en funcionamiento durante la gélida mañana del 23 de diciembre de 2008 y ha tenido dos ampliaciones más, con la puesta en marcha del ramal de Abetxuko el 10 de julio de 2009 y con la ampliación de éste hasta las calles La Presa y El Cristo. La vigésima parada fue inaugurada el 7 de septiembre de 2012. l Hitos. Movilidad sostenible, tranvía y Green Capital han crecido unidas. La implantación del metro ligero en Gasteiz aceleró la ejecución de la primera fase del Plan de Movilidad Sostenible de Gasteiz, bajo el mandato del socialista Patxi Lazcoz, una de las numerosas actuaciones que no pasaron desapercibidas para la Comisión Europea cuando convirtió a Gasteiz en Capital Verde Europea 2012 por sus políticas sostenibles. La nueva red de autobuses urbanos sirvió después de complemento al tranvía. l Algunas cifras. El actual tranvía consta de tres ramales que discurren a lo largo de un recorrido de más de 7,8 kilómetros, conectando los barrios con el centro de la capital alavesa. Cuenta con un total de 20 paradas, separadas aproximadamente por 400 metros de distancia de media. Seis en cada uno de los dos primeros ramales (Centro e Ibaiondo) y ocho más en el de Abetxuko, tras la última ampliación. l Tarifas actuales. Un viaje en metro ligero cuesta en la actualidad 1,30 euros, mientras que el pase diario se sitúa en los cuatro euros. El precio del trayecto baja bastante si se utiliza la tarjeta BAT, hasta los 0,69 euros. Con la tarjeta BAT Berezi, destinada a los mayores de 65 años y a las personas con una discapacidad superior al 65%, la tarifa es todavía menor, 0,26 euros, mientras que a las familias numerosas se les aplica una reducción de entre el 20 y el 50%.

l Seguridad. Para evitar las situaciones de peligro se introdujo una seria de modificaciones en los convoyes, entre las que destaca un sistema de iluminación con faros de xenón que advierte sobre una potencial situación de riesgo. Asimismo, en la parte baje del frontal de los vagones existe un dispositivo para impedir la introducción de elementos debajo del vehículo. Otro sistema de control de velocidad y otro del conductor, que frena la unidad en caso de indisposición, completan este apartado.

17.500

l Viajeros diarios. Echando mano de la calculadora, éstos son los gasteiztarras que diariamente se suben al tranvía en alguna de las 20 paradas diseminadas por sus tres ramales. Una cifra muy importante y que avala el éxito del metro ligero en sus cinco primeros años de vida.

las claves

LOS VAIVENES HASTA SU LLEGADA A LAS CALLES LA PRESA Y EL CRISTO DIVIDIERON A TODO UN BARRIO

VITORIA. La llegada del tranvía a Gasteiz ha sido todo un éxito para la ciudad, al que hay que atribuir también una cuota importante de protagonismo en el reinado verde conseguido en 2012, aunque también ha dejado sombras. Las principales, motivadas por la controvertida extensión del metro ligero a Abetxuko, una historia cuyo punto y final se escribió el 7 de septiembre del pasado 2012.

Tras la primera ampliación de su trazado, el tranvía llegó el 10 de julio de 2007 al barrio, aunque sólo se quedó a sus puertas, nada más pasar el puente nuevo. La idea era crecer hacia el interior de Abetxuko, pero las críticas vecinales hicieron que ese proyecto se descartara por primera vez durante la última legislatura de Alfonso Alonso como alcalde, en el año 2007, justo en víspera de unas elecciones. Residentes de la zona temían los ruidos y las vibraciones generadas por los convoyes, su paso por calzadas estrechas y que, con el trazado de las calles La Presa y El Cristo, no se diera servicio a todo el barrio, porque el tranvía se quedaba a la mitad, lejos de las zonas por las que se continuaba extendiendo la ciudad en este enclave.

Durante el mandato de Patxi Lazcoz hubo otro intento. De nuevo hubo discusión política, medioambiental -sobre si se habían seguido los trámites necesarios- y vecinal porque se retomaba el mismo proyecto antes aparcado. De un lado, contra la extensión, se posicionó la asociación vecinal Uribe Nogales, encabezada por la recientemente fallecida Paquita Sambartolomé. Del otro, a favor, Cauce Vecinal, una división que también se hizo patente en las calles del barrio.

El Parlamento Vasco votó en marzo de 2010 en contra de la ampliación, con Lazcoz todavía como alcalde, y desde el PSE local, defensor de esta inversión, se dudaba de que hubiera una "tercera oportunidad" para el tranvía de Abetxuko. Pocos meses después, el Gabinete Lazcoz y la asociación Cauce Vecinal buscaron cómo retomar el proyecto, dando su visto bueno al inicio definitivo de las obras para antes del verano de 2011 y generando no pocos resquemores en Abetxuko.

Concluidos los trabajos, el tranvía se extendió 750 metros más por las calles La Presa y El Cristo. Aquel 7 de septiembre de 2012 la ya antigua marquesina final pasó a denominarse Kañabenta y, además, se añadieron dos nuevas paradas al ramal, Kristo y Abetxuko, hasta completar las 20 actuales con las que cuenta el tranvía de Gasteiz.

Al margen de las polémicas generadas en Abetxuko, si hubiese que destacar otro punto negro en la corta historia del tranvía por las calles de Vitoria, ése sería sin duda el ingente número de accidentes provocados a su paso. Aunque por fortuna, que se sepa, ninguno ha causado todavía víctimas mortales. Quizá el más aparatoso tuvo lugar el 28 de agosto de 2010, cuando un violento choque contra un camión de la basura provocó el descarrilamiento del metro ligero en el barrio de Lakuabizkarra dejando siete heridos. La colisión sacó fuera de los raíles a tres de los cinco vagones del tranvía, que fue a parar a un parque de la calle Duque de Wellington, a la altura del centro de salud.

El metro ligero, gran parte de las veces por descuidos de otros, se ha visto implicado en múltiples accidentes

450

· Mil. Son los kilómetros que ha recorrido el tranvía desde que se adentró por primera vez en las calles de la capital alavesa, aquel histórico 23 de diciembre de 2008. Lo equivalente, aproximadamente, a realizar 1.360 viajes de Madrid a Vitoria.

11

· Unidades. El tranvía dispone actualmente de más de una decena de convoyes de vía métrica y 100% piso bajo, adquiridos a la empresa CAF de Beasain. Los impulsores del metro ligero primaron la comodidad, la seguridad y la accesibilidad de la clientela.

Pin It
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN