12363037
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
3903
16305
71822
1239381
207241
265225
12363037

Su IP: 34.236.216.93
20-10-2019 13:15
Visitors Counter

CincoDías.com

3 diciembre 2013

Está atenta al proceso de liberalización y espera los detalles para decidir su entrada

Ferrovial quiere competir con Renfe en la operación del AVE

 .El grupo cuenta con la filial Ferrovial Railway, aún sin experiencia

MADRID

 

 

Embarque del AVE a Sevilla en la estación madrileña de Atocha.

PABLO MORENO

La liberalización del AVE en España, sin un calendario aún concreto, atrae a Ferrovial. La compañía está atenta a este proceso, pero según fuentes internas “la última decisión dependerá de los detalles y del marco de competencia” que se establezca frente a Renfe. Con la gestión de autopistas y aeropuertos como uno de sus puntos fuertes, la entrada en el AVE constituiría un nuevo hito para una empresa con notable presencia durante toda su historia en la obra ferroviaria.

Ferrovial tiene licencia de operador, otorgada por el Ministerio de Fomento en marzo de 2011, a través de Ferrovial Railway. Una filial que no ha dado paso alguno aún en el negocio de la carga, trenes turísticos o chárter, que son los que se encuentran abiertos a la competencia.

El proceso de liberalización del transporte de pasajeros arrancó el pasado 31 de julio con los trenes turísticos. A partir de ese paso, el presidente de Renfe, Julio Gómez Pomar, declaró semanas atrás a CincoDías que la apertura del AVE a operadores privados debería producirse a lo largo de 2014: “Será bueno para los ciudadanos y para estimular la eficiencia que trae consigo la competencia”.

Al respecto, un experto en el mundo del ferrocarril como es el presidente de Alstom en España, Antonio Moreno, opina que la liberalización dinamizará el sector, pero arrancará tímidamente. La sociedad de alquiler de material rodante de Renfe pondrá siete trenes AVE y 12 de velocidad alta a disposición de los competidores privados, por lo que serán necesarias inversiones en nuevos trenes para que los rivales de Renfe tomen fuerza en los corredores españoles del AVE.

En este sentido, empresas como Veloi Rail (familia Lara), que obtuvo la licencia de operador ferroviario el pasado 30 de mayo, o Acciona, que ya trabaja en el segmento del transporte de mercancías, están en conversaciones con fabricantes de trenes en busca de negociar equiparse para participar en el negocio que se avecina. De hecho, el proceso de producción de un tren dura un par de años y su homologación puede llevarse 12 meses más. Pero incluso para estos jugadores que ya piden precio es imprescindible conocer los términos en que podrán enfrentarse con el operador público.

Otras empresas con título para operar trenes en España son Comsa Emte, que ha dado entrada al gigante francés SNCF en el capital de Comsa Rail Transport; ACS (Continental Rail y Logística y Transporte Ferroviario LTF), OHL, Azvi o Transfesa. Alsa pretende dar el salto del transporte por carretera al tren, y el grupo turístico Globalia también espera entrar en el AVE.

Está por ver qué líneas serán incluidas en una primera fase de liberalización y si el Gobierno tiene intención de impulsar una apertura total de la red de larga distancia. También falta información sobre cuántos operadores podrán competir en cada línea, a través de la concesión de títulos habilitantes, y sobre cómo se adjudicarán los surcos horarios para lanzar los trenes privados.

En Renfe se espera mantener los actuales surcos asignados por el operador de las vías, el Adif, y que los nuevos entrantes hagan uso de la capacidad excedente.

España ha estado atenta a los planes de fomento de la competencia en los mercados ferroviarios de Francia o Alemania, cuyos operadores públicos han mostrado interés por venir a prestar servicios a España. Está previsto que estos dos países mantengan el cerrojazo en sus redes de alta velocidad hasta 2019. La propia Alemania admite competencia en sus redes regionales, Suecia e Italia han llevado a cabo un proceso parcial y Reino Unido está totalmente abierto a operadores privados.

 

Dos hitos previos a la entrada de competencia

El sector privado asiste en las últimas semanas a distintas decisiones del Gobierno en torno al ferrocarril que están cambiando el terreno de juego en que Renfe y las empresas privadas van a disputarse el cliente del AVE.

El administrador de la infraestructura ferroviaria, Adif, ha elevado el canon por utilizar las vías un 16% para 2014 si se compara con la tarifa de 2013 y un 58% respecto a las de 2012. Renfe va a pagar el próximo ejercicio 581 millones de canon al Adif, de los que 466 millones son de alta velocidad.

La otra gran decisión ha sido la rebaja de precios de Renfe en el AVE para elevar la ocupación de unos trenes que operaban al 60% de su capacidad. A finales de octubre el número de viajeros crecía un 20% en el AVE, que venía de caer un 4% en 2012, y un subía un 12% en el conjunto de trenes de largo recorrido.

Esto ha motivado que la ocupación crezca hasta el 70%, con servicios que llegan al 80% como los AVE Barcelona-Sevilla o Barcelona-Málaga.

Renfe rebajó todos los billetes AVE en turista un 11% y ofrece descuentos de hasta el 70%. A la vista de estos precios, el sector privado empieza a poner en duda si se puede competir con Renfe sin incurrir en pérdidas. El operador público ganará este año 60 millones solo con la línea Madrid-Barcelona.

 

 
Pin It
Free counters!

 

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN