Imprimir
Categoría: DOSSIER
Visto: 627

interesa informativo

30 diciembre 2013

Entrevista a José Manuel García del Río, formador del Curso de Habilitación de Locomotoras de Vapor

"Necesitamos custodiar y transmitir el conocimiento de las locomotoras de vapor"

 

27/12/2013

Entrevista elaborada por:María de Castro

Formación

Tras la finalización del módulo de iniciación del Curso de Habilitación de Conducción de Locomotoras de Vapor, el jefe de Formación Práctica de la Escuela Técnica Profesional y profesor de este curso José Manuel García del Río explica que el motivo principal del desarrollo de esta acción formativa es la necesidad de custodiar e impartir dentro de Renfe el conocimiento de este material.

 

Destaca también el compromiso de los participantes como futuros transmisores de conocimientos y viejos oficios con riesgo de olvido, relacionados con la operación con material histórico.

http://teamsitep.sir.renfe.es/img/actualidad/noticias/Interesa_Informativo/2013/12_diciembre/Empresa/11_GarciadelRio.jpg¿Por qué se pone en marcha esta acción formativa sobre el vapor?
Tenemos que transmitir a las nuevas generaciones de Renfe esos conocimientos y estar preparados para continuar atendiendo con seguridad la demanda de servicios que se solicitan, asumiendo nuestra obligación de cuidar y custodiar este saber, para que no sea distorsionado en ningún momento.

No sólo se trata de explicar un vehículo, sino que implica el compromiso y la voluntad de los participantes para adquirir este conocimiento y transmitirlo en próximos cursos. Son maquinistas muy comprometidos en este sentido.

¿Cómo está previsto el desarrollo de todo el curso?
Esta acción está diseñada para maquinistas título B con experiencia. El programa del curso contempla una serie de flexibilidades para facilitar a la empresa que los alumnos puedan compatibilizarlo con sus gráficos de trabajo.  

El curso se va a desarrollar en tres módulos, a lo largo de dos años, el primero de iniciación de 40 horas, un segundo módulo de 120 horas bastante teórico, en el que se profundizan conocimientos del funcionamiento y operación de la locomotora de vapor y un tercer módulo extenso y exclusivamente práctico con dos partes, primero las prácticas de fogonero y después las prácticas de maquinista.

La certificación para la obtención del título habilitante en tracción de vapor se obtendrá con la superación de dos exámenes teóricos, dos exámenes prácticos y la conformidad por parte del interesado. Y en el caso de que un maquinista manifieste la necesidad de realizar más prácticas se estudiará el caso para darle solución.

José Manuel García del Río con un grupo de alumnos en Madrid Delicias

¿Cómo se ha desarrollo de este primer módulo?
Este primer módulo teórico práctico, con una duración de 40 horas, se ha estructurado en dos grupos, para su mejor desarrollo.

El primer grupo estuvo formado por tres maquinistas de la Dirección General del Área de Negocio de Ancho Métrico que cursaron este módulo en el aula de formación de El Berrón (Asturias), del 15 al 19 de abril.

El segundo grupo estuvo formado por 20 maquinistas de distintas Gerencias de Mercado, que desarrollaron el curso en las Instalaciones del Museo del Ferrocarril en Madrid Delicias, del 5 al 9 de agosto.

La parte de formación práctica de este módulo de iniciación se ha realizado en locomotoras con diferentes combustibles, carbón, fuel oil y de gasoil. Estas prácticas son una iniciación y familiarización con las locomotoras, que se complementarán con las que realizarán en el segundo y sobre todo el tercer módulo.

Cuéntanos que han estudiado en esta primera introducción
El objetivo principal de esta parte ha sido que los alumnos adquieran los conocimientos básicos indispensables para el manejo de locomotoras de vapor, con seguridad para ellos y para el material y que los alumnos sean capaces de reconocer cualquier equipo o accesorio en cualquier locomotora de vapor.

Para ello, me he centrado en dar a conocer los fundamentos y proceso para el encendido y preparación para el servicio de la locomotora a vapor, a través de diversos conceptos, como la vaporización y combustión; propiedades de los principales combustibles; la caldera, sus accesorios y posibles averías; conducción racional del fuego; el encendido; aparatos de alimentación; explicación de los mandos en cabina; y la locomotora en conjunto, entre otros. Y como documentación, les hemos facilitado 'El encendido de la locomotora de vapor', del que soy autor.

 ¿Cómo valoras la participación e implicación de los asistentes?
A todos le ha gustado y muchos de ellos han visto que el conocimiento necesario para hacerse cargo de una locomotora de vapor es más complejo de lo que pensaban.

Es muy importante garantizar la continuidad de este know how  dentro de Renfe, porque además de poder responsabilizarse de los cometidos propios del maquinista, cuando finalice el curso, los participantes podrán participar en la recepciones de este tipo de material, que la empresa les encomiende, es decir podrán realizar comprobaciones e informes sobre determinadas reparaciones efectuadas en un taller.

En tu caso, como experto y amante de este tipo de material, ¿cuál es tu experiencia?
Desde niño me apasionaba la tecnología en general y el ferrocarril en particular, del que estaba rodeado y de forma especial las locomotoras. Durante los años 70 ya me involucré  y participé, junto con Faustino Garcia Linares, jefe de depósito de Atocha y encargado de preparar el material para el museo, en determinadas acciones preservando unos vehículos que terminarían formando la colección inicial del Museo Nacional Ferroviario.

Me autoricé oficialmente de vapor en 1985. En los años 80 conduje muchas locomotoras de vapor, hacíamos muchos servicios especiales con estas locomotoras en actividades muy diversas, para ello me cedían al museo durante seis meses cada año.

En esa época participaba de forma muy activa en las tareas de mantenimiento de las locomotoras con operarios de vapor ya jubilados, esto junto con la abundante recopilación de experiencias relatadas por mis compañeros maquinistas, que habían trabajado en vapor,  generaron mi preocupación ante una posible pérdida de conocimiento de estos vehículos en Renfe, o lo que considero que sería más grave, un mal uso del conocimiento fuera de la responsabilidad regulada en el ámbito profesional.

Es de gran importancia conocer y reflexionar sobre lo recogido libros técnicos de tracción vapor, pero también es muy importante saber transmitir los conocimientos y las experiencias a las nuevas generaciones y que éstas sepan escuchar y sacar sus propias conclusiones.

Además de formador, ¿continúas conduciendo este tipo de material histórico?
Actualmente, me mantengo en forma en lo referente a material histórico, realizando tres o cuatro turnos al año en el tren turístico que une Lérida y Pobla de Segur. Desde la Escuela colaboramos con todo lo relacionado con material histórico siempre que nos lo solicitan, tanto en la conducción de trenes como empresa ferroviaria que somos, como en la formación de todo tipo de material, y en tracción vapor realizo todas las actividades que puedo.