11091902
Hoy
Ayer
En la semana
Semana anterior
En el mes
Último mes
Todos
4804
11406
55559
1867
130100
349
11091902

Su IP: 35.175.248.25
24-05-2019 11:18
Visitors Counter

elcomercio.es

11 marzo 2019

Oviedo

Pasos a nivel peligrosos y molestos

El presidente de la asociación de vecinos de Trubia, Fran Grimaldos, en el paso a nivel. / ALEX PIÑA
El presidente de la asociación de vecinos de Trubia, Fran Grimaldos, en el paso a nivel. / ALEX PIÑA

Vecinos de San Claudio y Colloto exigen la supresión de las barreras ferroviarias | Critican el mantenimiento de estas instalaciones en pleno núcleo urbano, que han desaparecido ya de muchas poblaciones

CECILIA PÉREZ OVIEDO. Domingo, 10 marzo 2019, 04:08
2

Si en algo coinciden las localidades que aún cuentan con pasos a nivel con barreras es en su «obsolescencia». San Claudio y Colloto son dos ejemplos de núcleos urbanos marcados por una barrera ferroviaria que desde hace décadas ha suscitado el rechazo vecinal, bien por su «peligrosidad» bien por sus «molestias» para el tráfico rodado.

El paso a nivel junto a la antigua fábrica de loza en San Claudio trae de cabeza a los residentes, en especial a los conductores que denuncian esperas de más de quince minutos desde que se cierran las barreras hasta que se abren. Situado junto al apeadero de San Claudio, cuenta con una zona de doble vía para permitir el cruce de trenes de pasajeros o mercancías. «Para permitirlo, el tren que va dirección San Esteban tiene que esperar en el apeadero a que pase el que va sentido Oviedo. Al estar tan cerca el paso a nivel, las barreras se bajan automáticamente en cuanto hay un tren en la estación esperando», explica un vecino de la zona, que prefiere mantenerse en el anonimato. A la demora en la apertura de barreras hay que sumar los márgenes de seguridad del paso de ambos trenes hacia sus respectivas direcciones. «Esto supone que los usuarios del paso a nivel nos quedemos atrapados entre cinco y quince minutos», denuncian los vecinos. «Cuesta entender cómo no se ha eliminado este paso a nivel, cuando no quedan en la práctica ya en los cascos urbanos de poblaciones de la entidad de San Claudio, que es además cabecera de servicios a una zona rural amplia y se trata además de la única salida hacia la autopista», inciden.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Vecinos de San Claudio acusa que la raíz del problema viene de «no haber habilitado una salida hacia la autopista de Grado» que salve esta barrera ferroviaria, señala Luis Miguel Fernández. Aunque la demanda unánime que solicitan los habitantes de esta localidad ovetense es la supresión definitiva de este paso a nivel, con más de ochenta años de existencia. Una propuesta que se antoja «complicada» en palabras del representante vecinal porque entran en juego varias administraciones desde Fomento, el Adif, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y el Principado. Demasiados a ponerse de acuerdo con una inversión que se antojaría millonaria. Por ello, desde la Asociación de Vecinos de San Claudio proponen «ir a lo práctico». Su presidente cree que la mejor solución para evitar los atascos que genera el paso a nivel sería «ensanchar el puente y colocar un semáforo que regule el paso de los vehículos para evitar que crucen el puente y dejar libre este espacio para evitar bloquear el paso».

Una mujer de 50 años falleció en el paso de San Claudio en 2015, fue la última víctima

El riesgo de estas esperas, es que algunos vehículos opten por saltarse las barreras. Luis Miguel Fernández cuenta como una ambulancia en pleno servicio de emergencia ante el retardo en el levantamiento de las barreras.

La muerte de un joven ucraniano en 2011 tras ser golpeado por un tren en el paso a nivel de Colloto inició una movilización vecinal para suprimir esta barrera. Ocho años después, nada ha cambiado y el paso ferroviario continúa. El último fallecimiento, como consecuencia del paso de un tren por este punto, sucedió en noviembre de 2015. Una mujer de 50 años perdió la vida tras ser arrollada por un convoy. «Si quitaran este paso a nivel nos harían un favor», apunta Javier Martín, presidente de la Asociación Vecinos por Colloto. Su ubicación está muy próxima al campo de fútbol del Colloto «por donde pasan a diario los chiquillos, a mí no me gustan un pelo estas barreras», incide Martín. Entre otras cosas porque «en algunas ocasiones fallan, se bajan solas o no funcionan las luces de aviso», denuncia.

Trubia

La localidad cañonera es otra de las localidades que cuenta con paso a nivel con barreras cuyo acceso para los peatones salva una plataforma «en muy mal estado», denuncian los vecinos. La estructura que une Soto de Trubia con el barrio del Cortayu se encuentra totalmente oxidada y con las planchas metálicas que recubren el paso sueltas. «El Ayuntamiento aquí solo puede parchear porque no es de su propiedad», explica Fran Grimaldos, presidente de la Asociación de Vecinos de Trubia. Su propietario es el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que, según Grimaldos, «no lo repara» pese a las peticiones vecinales. «El Ayuntamiento tuvo que poner las planchas metálicas para tapar los agujeros que había en la plataforma pero no puede hacer más», justifican desde la Asociación de Vecinos de Trubia.

A pocos kilómetros de Trubia se encuentra un paso a nivel sin barreras, ubicado en la localidad de Pintoria. No cuenta con tráfico ferroviario ordinario ya que sus vías solo se utilizan para trenes en pruebas. «El paso está activo pero la circulación por ella es escasa», asegura Grimaldos.

Las inversiones del Ministerio de Fomento para mejorar las cercanías en la región suponen una inversión de 602,96 millones de euros, los pasos a nivel centrarán muchas de estas actuaciones. Se sustituirán los de Química del Nalón y La Torre y se prevé la construcción de pasos inferiores que comuniquen los andenes entre sí en las estaciones de Las Segadas, Soto del Rey, Olloniego y El Caleyo.

 

Free counters!

EL TIEMPO

En Santander:
AFECAN