21 | 04 | 2019

LOS TRENES ENTRE LEÓN Y LA ROBLA IRÁN DURANTE UN AÑO A 30 POR HORA POR LAS OBRAS DEL AVE

elcomercio.es

11 febrero 2019

Asturias

Los trenes entre León y La Robla irán durante un año a 30 por hora por las obras del AVE

Trenes Alvia en la estación de Pola de Lena./ EFE
Trenes Alvia en la estación de Pola de Lena. / EFE

El PP duda de que la variante se termine en el año 2020 y deje el viaje a Madrid en tres horas y 21 minutos desde Gijón: «Nos van a abandonar»

RAMÓN MUÑIZ Jueves, 7 febrero 2019, 15:44

Prolongar la línea de alta velocidad hacia Asturias exige nuevos sacrificios. El Ministerio de Fomento adjudicó en junio la reforma del tramo León-La Robla, obra aún sin arrancar. En estos momentos «está previsto empezar a gestionar todos los permisos para trabajar en el corte de vía, ya que este contrato supone una actuación en la línea existente, con afecciones importantes a la circulación, con la intención de comenzar los trabajos próximamente».

Así lo avanza en una respuesta a la diputada del PP Susana López Ares. «Ya nos están avisando de que se va a cerrar la línea mientras estén haciendo esta inversión», interpretó la popular. «Estamos en febrero y tienen todo sin hacer en ese tramo», dijo.

Elecnor Infraestructuras e Ibervías son las empresas a las que Adif, en nombre de Fomento, encomendó la actuación a finales de junio. Se comprometieron a ejecutar los trabajos por 13,1 millones, lo que implicaba una rebaja del 8,2% sobre el precio inicial. Con quince aspirantes a la faena, el hecho de que se concediera a ellos y no a otros más económicos prueba el nuevo giro que ha dado Adif a la contratación: huye de las empresas más baratas para evitar que provoquen nuevos retrasos.

La demora, empero, estalló por otro lado. Normalmente una obra adjudicada empieza a ejecutarse alrededor de los cuatro meses de su adjudicación. En este caso se encargaron los trabajos sin tener todo el papeleo listo, pese a tratarse de un asunto largamente madurado: la redacción del proyecto se firmó en el verano de 2014.

Renfe tiene cargada hasta mayo la venta de billetes del Alvia Gijón-Madrid, sin cambios de horario ni duración. El gesto indica que los trabajos que afectarán a la conexión con la Meseta no estarían maduros antes de verano. Porque, en efecto, afección hay.

El proyecto se cuida de concentrar todas las obras posibles en los horarios en los que el tramo está cerrado para el mantenimiento, pero hay perjuicios inevitables. La sustitución de traviesas, por ejemplo, se avanzará en tandas de tres horas al término de las cuales se reabre el tráfico con una reducción de velocidad de 30 kilómetros por hora. El montaje de cada desvío ferroviario exige dos cortes de vía. La modificación de estructuras se avanzará desviando el tráfico a una sola de las dos vías.

Los perjuicios se prolongarán los doce meses que durará la obra. Su objetivo es cambiar un tendido en doble vía de ancho ibérico por otro en ancho mixto. La renovación permitirá la circulación de trenes en ancho internacional (el tradicional de la red AVE) sin incrementar la actual velocidad máxima de este tramo, que es de 160 kilómetros por hora.

López Ares recabó la información con una batería de preguntas. En ellas el Gobierno confirma que los trabajos de la variante terminarán «en el horizonte» del año 2020, sin concretar lo que durará la fase de ensayos y cuándo se producirá la inauguración.

La administración también indica que con la variante abierta, el fondo de saco de León suprimido y el nuevo sistema de gestión de tráfico entre Valladolid y León, el viaje Oviedo-Madrid quedará en dos horas y 56 minutos, y en 3 horas y 21 para Gijón.

La diputada quiso conocer el ahorro que produce la variante por sí sola, que es de unos 45 minutos, y concluyó que «las cuentas no salen». La documentación prueba además que la velocidad máxima de Madrid a Valladolid será de 350 kilómetros por hora y de 275 en la variante. «El PSOE nunca quiso esta infraestructura», censuró López Ares. «Nos van a abandonar como siempre que han hecho cuando gobernaban», agregó.

En Galicia por otra parte el vicepresidente de la Xunta, el también popular Alfonso Rueda, recordó que las tres comunidades del noroeste se han unido para reclamar que avance el Corredor Atlántico ferroviario. «No vamos a permitir que a la zona noroeste se le quiten infraestructuras vitales», manifestó.